La principal diferencia es que con los sistemas de alarma contra incendios direccionables, puede identificar exactamente qué dispositivo se ha activado. Cada dispositivo conectado al sistema direccionable tiene su propia y única dirección, cuando se detecta un incendio, la dirección del dispositivo aparece en el panel de control principal, indicándole exactamente qué dispositivo se activó, esto permite encontrar la ubicación exacta de un incendio y actuar rápidamente.

 

Con un sistema convencional no hay forma de identificar la ubicación exacta del incendio, a menos de que sólo se conecte un dispositivo por zona con lo que se limitaría mucho la capacidad del sistema, por otro lado si se interconectan varios dispositivos en la misma zona y éstos se utilizan para identificar una misma área, se puede obtener una idea general de dónde está el fuego, por ejemplo:

Si se tiene un edificio de dos pisos podría cablear todos los dispositivos del primer piso como “Zona 1” y todos los dispositivos del segundo piso como “Zona 2”, entonces, si ocurre un incendio en la “Zona 1” sabrá que el incendio está en algún lugar del primer piso.

 

Diferencias de cableado.

 

Los sistemas de alarma direccionables interconecta todos los dispositivos a través de un solo circuito (lazo) y ambos extremos del circuito pueden ser conectados al panel, es decir, el circuito sale del panel y regresa al panel permitiendo un mayor nivel de seguridad en la integridad del circuito.

 

En un sistema convencional, aunque es posible interconectar varios dispositivos en el mismo circuito, no es posible supervisar el retorno del circuito, es decir, el circuito sale del panel pero no regresa al panel.

 

¿Cuál es la opción más económica?

 

Los sistemas convencionales de alarma contra incendio pudieran parecer la solución más económica, pero pueden resultar más caros de instalar, esto se debe a que cada dispositivo que se está conectando necesita su propio cable (en los sistemas direccionables un solo circuito interconecta varios dispositivos) esto significa que los sistemas convencionales podrían requerir más cable y más horas hombre durante la fase de instalación.

 

¿Entonces cual es mejor?

 

Cuando hablamos de tecnología y funciones avanzadas que permiten una detección más rápida y eficiente, indudablemente un sistema de detección de incendio direccionable es superior a un sistema convencional, sin embargo, no en todos los casos es necesarios un sofisticado sistema de detección de incendios y un pequeño sistema convencional será la solución adecuada para pequeñas instalaciones.