Pese al auge del teletrabajo y la creciente difusión de las medidas de flexibilidad laboral que permiten realizar parte de la jornada de trabajo desde casa, muchas empresas siguen precisando de un buen control de acceso de personal en sus instalaciones. Esto es particularmente relevante en las compañías de mayor tamaño.

El control de acceso es un procedimiento de seguridad que permite validar la identidad de las personas que acceden a las instalaciones de la empresa. Su principal función es, por tanto, la de reforzar la seguridad de los espacios de trabajo y el recinto que ocupa la empresa.

Implementar un sistema de acceso de personal puede ayudar a la empresa a evitar intrusiones en el espacio de trabajo y organizar mejor sus Recursos Humanos y materiales.

Es posible encontrar un sistema de control de acceso en puntos como las diferentes entradas de la empresa, los estacionamientos cerrados, bodegas y depósitos de materiales y dependencias específicas dentro de las propias instalaciones. En todos los casos, los trabajadores deben identificarse para poder acceder a ese espacio en concreto.

Existen diversos tipos de Sistemas de control de acceso según las necesidades existentes en la empresa:

  1. Acceso por tarjeta: El empleado recibe una tarjeta de uso personal e intransferible y que le permite acceder a los espacios para los que está autorizado.
  2. Contraseñas y Claves de Acceso: Constituyen el control de acceso más sencillo el empleado solamente tiene que introducir una contraseña para acceder a las instalaciones. Resulta recomendable cambiar las claves de acceso con cierta frecuencia para evitar su difusión entre personal no autorizado.
  3. Reconocimiento Facial: Las empresas instalan un lector biométrico en sus accesos y este valida la identidad de los trabajadores gracias al reconocimiento de sus rasgos faciales. Es altamente efectivo y seguro, puesto que las posibilidades de sufrir un hackeo son mucho menores que en otros sistemas.
  4. Sistema de Control Biométrico: Al igual que en el caso del reconocimiento facial, este sistema de control de acceso permite la entrada y salida de los trabajadores al reconocer determinadas características biométricas. El método más usual en este tipo de sistemas es el de la lectura de la huella digital.

Con nuestros sistemas de Control de Acceso obtienes estas ventajas:

  1. Apertura sincronizada de los accesos: la implementación de un sistema de control de acceso interconectado permite que todas las puertas y vías de acceso a la empresa sigan exactamente los mismos horarios de apertura y cierre.
  2. Menor peso del factor humano: los sistemas de control de acceso a diferencia de los errores que pueda cometer el humano son más precisos en el control implementado.
  3. Segmentar los accesos: no todos los trabajadores tienen por qué acceder a todos los espacios de la empresa. Los sistemas digitales de control de acceso permiten concretar al máximo las secciones del recinto en las que puede entrar un empleado.
  4. Registro de entrada y salida de personal: aunque se trata de cuestiones independientes, la implementación de un sistema de control horario es compatible con el control de acceso de personal. Así, puede utilizarse el mismo procedimiento para gestionar ambas cuestiones, como veremos más adelante.
  1. Mejora general de la seguridad: es el beneficio más evidente, dado que la mayor integración entre los diferentes sistemas de control de acceso promueve un entorno más seguro tanto para la empresa como para los trabajadores.